Seleccionar página

¿Te has sentido alguna vez frustrado/a por no saber qué publicar en tu blog? ¿Tienes la sensación de que se te han acabado las ideas?

No estás solo/a en absoluto; es una situación muy común que puede manifestarse en algún momento de nuestra trayectoria como bloggers y escritores.

El conocido como «síndrome de la hoja en blanco» y también «bloqueo del escritor» se achaca normalmente a la falta de retos creativos con los que conseguir plasmar una idea por escrito y es, como digo, bastante habitual.  La buena noticia es que la inspiración y la creatividad no se acaban, simplemente hay que trabajarlas un poco.

Aunque uno no haya nacido con grandes dotes para la inventiva es bueno saber que con la suficiente disposición, y adoptando determinados hábitos, se puede mantener un flujo constante de chispa e ingenio sin sufrir demasiados episodios de sequía creativa.

En el caso de un blog son recomendables algunas prácticas para alcanzar la generación de ideas de un modo constante y fluido con las que conseguir atraer y fidelizar a los lectores. Si, además, el objetivo consiste en generar contenido para un negocio entonces se necesita contar con un buen arsenal de propuestas para poder presentarlas a los potenciales clientes.

Vamos a ver hoy cómo conseguirlo.

 

Doce claves para superar la falta de inspiración

 

#1 Tener muy claro el «porqué»

Primero de todo, y creo que es la base sobre la que se fundamente la existencia de cualquier blog:  escribe siempre sobre lo que conozcas y domines mejor.  Da igual si es de cine, repostería, marketing, turismo o manualidades.  Plasma tu pasión y todo lo que has aprendido por el camino. Lo disfrutaréis tú y tu comunidad y será más difícil que no encuentres temas para tratar con asiduidad.

Pretender mantener un blog dedicado a una temática o especialización que escapa del propio conocimiento es el primer paso para el desánimo y la falta de ideas a medio plazo.   Si ves que te supone un trabajo titánico pensar en cada nuevo artículo porque no encuentras un hilo conductor, o bien porque debes documentarte mucho antes de escribirlo, entonces actúa con rapidez y cambia el rumbo.

 

#2 El «cuándo» es la clave para no pararse en seco.

Organiza una agenda con un ritmo de publicaciones con el que puedas cumplir sin agobiarte. De esta forma te das un tiempo, entre artículo y artículo, para pensar en nuevas entradas. Si pretendes llegar más lejos de lo que puedes asumir normalmente acabarás sintiendo un bloqueo importante que impedirá que te centres en el principal objetivo cada vez que te «toque» escribir.

 

#3 Adelántate a los ¡Eureka!

Seguro que te ocurre que los mejores artículos te vienen a la mente mientras te tomas un café, escuchas la radio o te acercas a comprar algo al supermercado (en pocas palabras, justo cuando no estás delante de la pantalla del ordenador), ¿verdad?

Las musas son así de caprichosas…

Si eres como yo, que tiene su mente en constante revolución creativa, lo mejor que puedes hacer es llevar siempre contigo un cuaderno o una pequeña libreta para esas ocasiones en las que se te pasan por la cabeza nuevas ideas y necesitas esbozarlas primero para ir dándoles forma después.

Prueba este método y seguro que te salva de muchos olvidos.

 

#4 Aprovecha tus horas más fértiles

¿Has comprobado que a determinadas horas las ideas te fluyen mejor que en otros momentos del día? Explota esos momentos de mayor productividad para escribir y muy probablemente conseguirás no quedarte en blanco con tanta frecuencia.

 

#5 En los momentos importantes ocúpate de lo verdaderamente importante

Cuando te sientes a escribir haz eso y nada más; céntrate en el momento, y en lo que estás haciendo, para no perder la concentración y así poder pensar con mayor claridad.

No te dejes llevar por distracciones. Teléfono móvil, televisión, e-mails, etc. pueden atenderse después sin problemas.

 

#6 Escribe sobre lo que ya has publicado

Un buen sistema para encontrar nuevos temas es revisar lo que hasta ese momento lleves publicado.  Muy probablemente tengas artículos con un jugoso tema del que necesites ampliar más datos, o sobre los que prometiste una segunda parte que te quedó pendiente.  Pues ahí lo tienes. Es el momento de ponerse a ello y renovar los contenidos.

 

#7 Fíjate en lo que centra la atención de otros bloggers.

Visitar otros blogs de tu misma temática puede resultarte una opción la mar de interesante para obtener nuevas fuentes de inspiración. Siempre hay información novedosa en tu sector, afición y/o especialidad sobre la que puedes aportar tu propio enfoque, no lo olvides.

 

#8 Delega un poco de responsabilidad

Si te lo puedes permitir, la colaboración de un redactor puede ser tu tabla de salvación en épocas de «vacas flacas». No solo podrá aportar nuevas ideas en tu blog sino que además contribuirá con un nuevo estilo de redacción que puede llegar a resultar muy positivo.

Distintos enfoques de una misma materia suelen ser muy efectivos ya que pueden aumentar la popularidad del blog gracias a la capacidad de atracción de un mayor número de lectores. Lo único que deberás controlar es que todos los contenidos guarden la debida coherencia y no choquen entre sí por su antagonismo.

 

#9 Haz vida social

Acude siempre que puedas a congresos de bloggers y a eventos relacionados con el sector al que se orienta tu negocio. Esto te va a servir para acumular cientos de nuevas ideas y, como no, participar en el tan de moda Guest Blogging, recibiendo la aportación de contenidos de un redactor invitado. También podréis pactar una colaboración bilateral, en ambos sentidos (escribiendo tú en su blog un artículo y viceversa).

vencer-la-falta-de-inspiracion-en-un-blog

#10 Lo que vendes es un filón para tu blog

Si el blog es el brazo extensor de tu actividad como empresa debes saber que cuentas con una fuente inagotable de contenidos.

Cada artículo de tu catálogo merece (y debe) ser tratado en tus artículos; del mismo modo, cada nueva incorporación a tu stock (da igual si el género lo haces tú o si lo adquieres a un proveedor) debe presentarse como es debido y formalizarse en su correspondiente entrada.

Si encima comercializas productos que requieren de una serie de instrucciones para ser usados ahí tienes otro motivo más para escribir de vez en cuando sobre ello.  Recuerda: un manual facilita siempre la vida.

Que te adelantes a esa circunstancia, sin que tus clientes/lectores tengan que pedírtelo, aumentará la confianza en tus productos y conseguirá que adquieras una buena reputación dentro del sector en el que te mueves.

 

#11 Que tus lectores sepan quién eres

Plasma también, de vez en cuando, algo sobre ti en tus artículos. No se trata de iniciar un diario con todas tus experiencias vitales, sino de crear un espacio accesible y humano.

Tienes, seguro, muchas experiencias interesantes que compartir:

– Contar tu último viaje, aportando alguna que otra fotografía (las más descriptivas del lugar, las de mayor calidad, etc.)

– Escribir sobre un concurso al que te hayas presentado, incluso un premio que hayas recibido recientemente,  sobre una propuesta importante de colaboración. Algo de lo que te sientas muy orgulloso/a.

– Hablar de que vas dar una charla (sobre marketing, por ejemplo) o hacer una presentación sobre un último desarrollo, y explicar de paso cómo pueden verla tus lectores por streaming

– Enumerar los blogs a los que sigues y los motivos por los que te gustan

– Mencionar webs que aportan una utilidad interesante a tus lectores

– Hacer una crítica de la última película que has visto y que crees se merece un espacio dentro del blog

– Enumerar la lista de canciones que te hacen empezar el día con entusiasmo, ayudando de esta forma a fomentar la participación de los visitantes para que éstos te recomienden sus preferidas

– Mencionar un libro que te haya resultado motivador o sobre las lecturas recomendadas en un sector concreto (emprendimiento, ventas, autosuperación personal, etc.)

– Hablar sobre alguna historia o noticia que te haya emocionado especialmente, etc.

Tienes ahí temas para rato. Las únicas precauciones que has de tomar es no parecer demasiado pretencioso cuando cuentes tus logros, porque crearías el efecto contrario, y no tratar temas de un modo que puedan acalorar demasiado el debate (política, fútbol).

 

#12 QUEMA TUS ÚLTIMOS CARTUCHOS

Si después de todos estos consejos ves que te resulta muy difícil entrar en un bucle creativo te quedan dos opciones:

  • Preguntar directamente a tus lectores para que te sugieran qué temas puedes tratar en el blog.

Ellos mejor que nadie saben lo que les interesa y que todavía no has tocado. Cuando tengas una lista interesante de propuestas podrás hacer una selección y comenzar a trabajar en los artículos.

  • Si esta opción no te convence, o si ya la has explotado anteriormente, entonces no lo dudes y tómate un respiro.

Aléjate del blog, ¡desconexión total!  Dejar de publicar durante quince, veinte días… un mes, etc. no va a provocar un problema de dimensiones insalvables. A veces viene bien una pausa, dejarse llevar por un plan imprevisto; sin que te des cuenta te servirá para coger un nuevo impulso. Ante todo tranquilidad, pues no vas a desaparecer del mapa.

¿Tienes algún truco para no perder la inspiración?, cuéntamelo en los comentarios. A ver si hacemos esta lista mucho más larga y nadie, nunca más, se queda en blanco 😉

Feliz día. ¡Besos y abrazos!

Cambié la comunicación corporativa en una multinacional por el 2.0, más concretamente por el marketing de contenidos y la escritura creativa. Soy freelance desde 2004.

Después de más de diez años escribiendo para otros, en el 2015 decidí crear mi propio espacio para llegar a mucho más público. En él vuelco mi experiencia y conocimientos sobre posicionamiento de marca, estrategias de venta, marketing de contenidos y copywriting.

Hoy he creado un modelo de negocio que me hace feliz y que no cambio por nada.

Me gusta rodearme de personas con inquietudes emprendedoras, de las que aprendo cada día; admiro las mentes creativas; me encanta el pan recién hecho y la tortilla de patatas. Hablo más que escribo 🙂

¡Gracias por leerme!

Uso de cookies

Hola, te informo de que este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de dichos archivos y la política de cookies del sitio. Por favor, pincha el enlace para una mayor información. Si no estás de acuerdo considera cerrar la página. Muchas gracias.

ACEPTAR
error: Lo siento. El contenido está protegido