Seleccionar página

¡Buenos martes!

Hace calor, demasiado calor…

Siempre pienso que cada año supera al anterior, ¿no te ocurre? Sin embargo, el otro día encontré una información que me aclaró mucho si estaba o no en lo cierto cuando tengo esa percepción.   En este artículo de El Huffington Post revelan las temperaturas más altas registradas en cada capital española hasta la fecha. Te lo dejo por si te interesa echarle un vistazo.  Alivia un poco saber que todavía no nos hemos acercado al máximo conocido (aunque por poco).

Bueno, que me voy por las ramas y no asomo por aquí precisamente a hablarte todo el tiempo de temperaturas ¡no te vayas todavía!

Hoy quiero abordar un tema con el que ya nos metemos en temas «serios» y con enjundia (por si el blogging no lo fuera ya).  Vamos a ir desgranando las claves, los trucos  y la esencia del posicionamiento en internet.

Con este artículo daremos el primer paso dispuestos ya a iniciar un largo y fructífero camino.

Quiero con esto que te vayas acostumbrando al término SEO porque -lejos de complicarte la vida- va a ser un excelente socio y compañero.  Para ello vas a tener que entender cómo funciona bien desde dentro para sacarle mucho partido.  Si lo utilizas bien podrás disfrutar de sus beneficios más pronto de lo que te puedas llegar a imaginar.

 

El SEO es más importante de lo que piensas

 

Aparecer bien posicionado dentro de los resultados de los principales motores de búsqueda es el sueño de cualquier administrador de un sitio web. El SEO (Search Engine Optimization) es el método que aúna multitud de estrategias encaminadas a conseguir que cualquier sitio web (blog, foro, página web, directorio, tienda electrónica, enciclopedia online, etc.) sea visible y fácilmente localizable por cualquier usuario que utilice un buscador, y la verdad es que todos usamos un buscador.

Tal es la importancia del SEO que ningún sitio alojado en internet rechaza hoy en día realizar un mínimo de trabajo de optimización en motores de búsqueda, pues de éste dependerá que toda su existencia en la red merezca la pena.  Del SEO fluirán las visitas, los lectores interesados, la popularidad, las ventas.

La realidad puede llegar a ser muy dura, pero no podemos dar la espalda a un momento como el actual, que impone a toda costa ser lo más competitivos posible para llegar al público que nos interesa captar.

Si hemos decidido apuntar alto y escogido la red como la principal plataforma de lanzamiento de nuestro negocio, entonces el (buen) SEO se convertirá en nuestro mejor compañero de viaje. Nos ahorrará mucho tiempo.

 

De qué manera el SEO puede ayudar a la calidad de tu blog

 

Entender toda la ciencia del SEO puede llevar mucho tiempo, sobre todo si tenemos en cuenta la frecuencia con la que los buscadores (aquí quien lleva la voz cantante es Google, con muchísima diferencia, por eso me referiré a él continuamente) varían sus algoritmos para considerar un determinado parámetro más importante que cualquier otro para el posicionamiento; pero llegar a dominar un SEO básico, que sería algo así como colocarle las patas a una mesa para que se sostenga, puede llegar a ocuparnos un tiempo perfectamente asumible y recompensarnos con unos buenísimos resultados.

 

¿Y qué sería un hacer un SEO básico?

 

Sería decantarse por estas sencillas, pero efectivas, fórmulas para ganarse la confianza del buscador más relevante del momento:

  • Utilizar alguno de los plugins específicamente desarrollados para ayudar al posicionamiento de las entradas y páginas de tu blog (aquí te hablo de los dos mejores plugins SEO para WordPress)
  • Escoger bien y utilizar correctamente las palabras clave, ya sean palabras sueltas o cadenas de búsqueda (long tail)
  • Habilitar los comentarios en tu blog. Parece algo sin importancia por separado, pero es uno de los ingredientes de la larga receta del posicionamiento. Aquí la unión hace la fuerza.
  • Conseguir enlaces de sitios de buena reputación apuntando a nuestro sitio y cuidar bien los enlaces salientes para que no se dirijan a sitios declarados como potencialmente peligrosos. Emplear también el sistema de enlaces internos del sitio.
  • Utilizar un diseño adaptativo (también llamado responsive), que pueda verse desde cualquier dispositivo
  • Alcanzar una rápida velocidad de carga del sitio. Esto puede hacerse a través de elementos que no aumenten el peso de la página (por ejemplo, optimizando las imágenes y demás elementos visuales), y también mejorando el caché mediante un plugin específico como ZenCache.
  • Utilizar las herramientas SEO que existen actualmente: el planificador de palabras clave de Google Adwords es un claro ejemplo y un recurso del que no deberemos prescindir; también Search Console, antigua Google Webmasters Tools, necesario analizador para saber si estamos haciendo las cosas bien; Semrush; Google Trends, Google Suggest (función autocompletar de Google), etc.

No hay que obsesionarse con utilizar todas ellas; tal vez con tan solo un par de las que te he mencionado (si sabes sacarle todo el partido) tengas suficiente como para encontrar la fórmula que a ti te funcione para posicionarte, pero es bueno familiarizarse con el mayor número posible para ajustar mucho mejor el trabajo de SEO a los resultados que puedas estar buscando.

  • Escribir contenidos de calidad y no duplicados (Google lo odia y actúa en consecuencia)
  • Cuidar títulos, negritas, enlaces y descripciones de página
  • Acostumbrarse a incluir una descripción y texto alternativo para las imágenes
  • Trabajar un poquito las redes sociales para que se compartan los contenidos (sin desmerecer al resto, prestar atención a utilizar en mayor medida la red social de GoogleGoogle +)
  • Crear un sitemap e informar a Google de su existencia (es un proceso simple y -salvo excepciones- bastante rápido, te lo aseguro).

Se puede hacer fácilmente con un plugin de sitemap para WordPress (uno de los más utilizados es Google XML Sitemaps) y subirlo después al buscador, directamente desde Search Console. También es importante decirle a Google, mediante tu sitemap,  los cambios que realizas en tu blog. Puedes automatizar esta tarea con el mismo plugin.

  • Publicar en el blog periódicamente. Esto provoca que continuamente estemos añadiendo elementos que aumenten la visibilidad (enlaces, keywords, títulos, imágenes,…). A Google le gustan los sitios dinámicos, con contenido permanentemente actualizado, y les ayuda en su posicionamiento.
  • Configurar el blog para utilizar direcciones URL semánticas (también llamadas direcciones URL amigables)
  • Etc.
Más vale un pequeño trabajo de SEO que no trabajar nada en el posicionamiento.
Bien ejecutado puede dar grandes resultados.

¿Crees que todo es muy difícil y pesado de implementar? Pues te aseguro que la inmensa mayoría de ellas son acciones que puedes llevar a cabo sobre la marcha, cada vez que publiques una entrada (localización de palabras clave en función de las tendencias de búsqueda actuales, títulos, negritas, keywords, optimización de las imágenes, enlaces, completar los campos de SEO del plugin correspondiente, difusión en redes sociales, etc.), y que no te llevarán excesivo tiempo. A cambio verás resultados de posicionamiento que compensarán los minutos invertidos de más.

Además, estos cometidos llegarán a convertirse en rutina y no en un trabajo extra (los harás casi de manera automática), por lo que será algo con lo que cuentes cotidianamente para escribir y -de paso- mejorar tu sitio.

Otras tareas tendrás que hacerlas, por ejemplo, una vez tan solo: escogiendo una plantilla responsive, creando el sitemap y automatizando sus actualizaciones, configurando las direcciones URL amigables en los ajustes del blog, etc.

Al final te darás cuenta de que no son grandes esfuerzos y de que puedes asumirlos fácilmente.

Avanzando un poco más en el aprendizaje del SEO podríamos decantarnos ya por usar Google Analytics, recurso más que necesario para medir con gran precisión las conversiones; esto es,  el modo en que nuestras acciones de marketing están convenciendo al visitante/cliente y consiguiendo de éste una mayor interacción, un periodo más largo de permanencia en el sitio o la compra del producto/servicio que ofertamos.

 

el-SEO-como-utilizarlo

 

También, hilando más fino todavía, tendremos que cuidar aspectos como la programación y la funcionalidad del sitio, y sería recomendable:

  • Ocuparnos del javascript para que no entorpezca demasiado la carga del sitio.
  • Limpiar el código (hojas de estilo, html) de registros innecesarios para que nuestro blog cumpla con los estándares del W3C (World Wide Web Consortium).
  • Eliminar los plugins innecesarios para que no añadan un peso excesivo y ocasionen una ralentización del sitio
  • Revisar los links que no funcionan (mal definidos) o aquellos que Google sigue indexando a pesar de pertenecer a entradas o páginas que ya no existen. Search Console, de nuevo, nos proporciona información muy útil en este apartado.  Realizar redireccionamientos 301 puede salvarnos de las temidas páginas de error 404.

 

Resumiendo

 

Con una buena información sobre lo que está buscando la audiencia de tu nicho (algo que se consigue con la función autocompletar de Google, el planificador de palabras clave de Google Adwords y Google Trends, por ejemplo) vas a tener mucho camino andado, ya que te va a proporcionar la base para crear campañas, páginas de aterrizaje y artículos mucho más efectivos y localizables en los resultados de búsqueda orgánicos.

Si te acostumbras a implementar esas tendencias como pequeñas rutinas en cada actualización de tu blog verás cambiar sustancialmente la visibilidad y reputación de tu sitio.

Es importante que trabajes con las palabras clave más descriptivas de tu actividad, y también que midas su competencia para escoger las más rentables y rápidas de posicionar.

Una vez que te familiarices con la herramienta de Webmasters de Google (Search Console) te vas a dar cuenta de que detecta muchas (por no decir todas) de las mejoras posibles a aplicar de cara a obtener el beneplácito de Google y de que te va a ser muy difícil prescindir de ella.

Es mucho más beneficioso integrar un SEO natural que introducirlo a la fuerza, como «encorsetado» dentro de los contenidos.

Toda estrategia de SEO debe respetar las directrices de Google para ayudar a la más rápida localización y evitar cualquier penalización por parte del buscador.

El SEO exige de un trabajo constante, es como tener que levantar un muro infinito, piedra a piedra; pero no hay que obsesionarse con cumplir todas y cada una de las exigencias de posicionamiento.  Veo a muchos bloggers que se frustran porque creen que no sacan todo el partido posible al SEO cuando, muy al contrario de lo que piensan, utilizan de manera muy hábil y eficaz sus palabras clave y éstas les están ayudando a captar clientes.

Debes trabajar, al menos en un principio y hasta que te relaciones bien con todas sus normas, con los aspectos más elementales del posicionamiento para no quedarte atrás e ir cumpliendo tus objetivos de manera progresiva mientras vas aprendiendo sobre la marcha.  Poco a poco verás que te vas haciendo más experto/a y que te apetece indagar y aprender mucho más.

Y tú, ¿cómo empleas el SEO en tu blog? ¿Hay alguna estrategia de SEO que te sirva especialmente y que puedes recomendar? Ahora es tu turno.

Ahora sí te dejo para que entres en acción, que menudo post me ha salido con estos calores 🙂

¡¡Besos y abrazos!!

Hola, soy Carmen y estoy al frente de este blog.

Cambié la comunicación corporativa en una multinacional por el 2.0, más concretamente por el marketing de contenidos y la escritura creativa. Soy freelance desde 2004.

Después de más de diez años escribiendo para otros, en el 2015 decidí crear mi propio espacio para llegar a mucho más público. En él vuelco mi experiencia y conocimientos sobre posicionamiento de marca, estrategias de venta, marketing de contenidos y copywriting.

Hoy he creado un modelo de negocio que me hace feliz y que no cambio por nada.

Me gusta rodearme de personas con inquietudes emprendedoras, de las que aprendo cada día; admiro las mentes creativas; me encanta el pan recién hecho y la tortilla de patatas. Hablo más que escribo 🙂

¡Gracias por leerme!

Uso de cookies

Hola, te informo de que este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de dichos archivos y la política de cookies del sitio. Por favor, pincha el enlace para una mayor información. Si no estás de acuerdo considera cerrar la página. Muchas gracias.

ACEPTAR
error: Lo siento. El contenido está protegido