Seleccionar página

Internet ha propiciado un lenguaje propio que predomina, sobre todo, en el entorno del marketing online.

El blogging no se ha quedado atrás y ya desde sus inicios ha cultivado también una jerga particular que es entendida por la práctica totalidad de los usuarios y redactores de blogs, aunque es perfectamente comprensible que muchos de sus términos todavía sean desconocidos porque el crecimiento de éstos es imparable y a veces no pueden abarcarse todos a la vez.

Hoy vamos a abordar uno muy concreto: guest blogging

 

¿Qué es el guest blogging?

 

Es una de las diversas estrategias del contenido de un blog encaminadas a conseguir más visibilidad y autoridad; el guest blogging está pensado para que -al mismo tiempo- el blogger pueda consolidar su marca personal y mejorar su reputación en el sector y/o actividad de su especialización.

Como casi todas las técnicas de marketing online que utilizamos actualmente, el guest blogging nos ha llegado desde América y ya es un método consolidado en España.

Bien empleado, el guest blogging comporta numerosos beneficios para las dos partes. Vamos a verlo más despacio para entender mucho mejor sus objetivos para que de esta forma puedas detectar sus ventajas.

 

En qué consiste el guest blogging

 

Básicamente consiste en escribir en un blog ajeno  que comparta temática.

En el guest blogging entran en juego:

– El blogger invitado: escribe un artículo que se publicará en un blog distinto al suyo. Puede recibir la sugerencia de colaborar (escribir) en otro sitio (el blog anfitrión) o proponerlo él mismo al administrador.

– El blogger anfitrión: invita a otro blogger, o recibe la propuesta,  para publicar en su blog lo que se conoce como un post de invitado.

– El blog anfitrión: donde se publica el post del blogger invitado.

– El post de invitado (guest post): el artículo en cuestión

El guest blogging exige que se posean grandes conocimientos sobre una materia y que se genere un contenido relevante, a ser posible novedoso, y -sobre todo- de muy buena calidad.
A cambio de un trabajo bien hecho, el guest blogging puede mejorar notablemente el SEO del blog, crear nuevas sinergias profesionales y conseguir aumentar el número de lectores y suscriptores, en ambos blogs.

 

Cómo hacer guest blogging siguiendo bien las reglas del juego

 

Imagínate que un buen día el administrador de un blog se pone en contacto contigo y te dice, muy amablemente, que quiere que colaboréis juntos. Dado que ha visto que dominas muy bien tu especialidad y que tu sitio tiene una muy buena reputación considera que tu aportación puede dar un espaldarazo a sus propósitos de posicionamiento como marca, y que a ti te va a terminar consolidando como una autoridad.

Hasta aquí todo perfecto.

Que alguien se haya detenido a estudiar tu nivel de experiencia y conocimientos es de agradecer, y la oferta puede ser muy tentadora.  Pero antes de lanzarte a decir un SÍ rotundo deberás analizar muy bien la situación, porque un guest blogging mal enfocado puede, por ejemplo, echar a perder toda tu campaña de personal branding, además de tu valioso tiempo, y no gustar mucho a Google.

Seas blogger invitado o anfitrión,  deberás cuidar siempre que el proyecto de guest blogging sea una experiencia enriquecedora en ambos sentidos.

 

Si eres blogger invitado

 

¿Qué ganas entonces con el guest blogging?
  • Aportas tu propio enfoque y punto de vista en un blog que puede ser leído por una audiencia muy numerosa: ganas mucha visibilidad
  • Esa audiencia puede convertirse también en tuya, y tú ganarás fidelidad
  • Te integras en un proyecto que puede estar situado un peldaño por encima de ti: ganas credibilidad
  • El nombre de tu marca puede sumar muchos puntos si eliges bien: ganas posicionamiento y notoriedad en tu sector
  • Ganas experiencia y mayor confianza en ti mismo/a, al salir de tu círculo habitual y abandonar esa zona de confort que te hace sentir seguro/a
  • Pueden pedirte más colaboraciones a partir de ese momento: mejora tu reputación como blogger
  • Google puede mirarte con buenos ojos al comprobar que recibes links de sitios relevantes apuntando a tu sitio: te ganas la confianza del buscador (¡ahí es nada!)

 

¿Qué deberás hacer?

 

Primero de todo, y antes de ponerte a trabajar en tu aportación al blog anfitrión, te tocará investigar un poco para comprobar si vas a participar en un sitio de calidad que puede proporcionarte un tráfico interesante.

Comprueba, por ejemplo, si el anfitrión es un blogger bien considerado; lee sus artículos y cómo se comporta con su audiencia, si participa activamente en los comentarios y cultiva su comunidad.

Busca en sus perfiles de redes sociales y comprueba su reputación a través de las personas que le siguen; indaga para conocer si ha participado también como blogger invitado en otros sitios.

Otro aspecto importante que no podrás descuidar es el de la temática del blog anfitrión.

Si no se ajusta a lo que conoces bien,  si se aleja de tu especialidad o si se dirige a un público objetivo muy distinto al tuyo, por poner unos ejemplos, tal vez no te aporte nada a ti por mucho que al otro blog sí le interese contar con tu artículo. Valora bien si, en este caso, participar como blogger invitado te merecerá la pena, porque a veces es un esfuerzo un tanto inútil y será tan efectivo como tirar piedras en un lago y esperar que floten.

Si todo lo anterior te convence plenamente es hora de pasar a la acción. Alguien ha apostado por ti, así que llega el momento de sacar la artillería pesada.

Deberás ponerte tus mejores galas para causar la mejor de las impresiones, devolviendo la confianza que han depositado en tu colaboración, y demostrar que detrás de una promesa a bombo y platillo está tu profesionalidad para corroborarlo.

Como blogger invitado deberás mostrar que detrás de una presentación rimbombante hay un profesional comprometido y responsable, que bajo un título atractivo hay un contenido valioso.

Tendrás que escribir un artículo extenso y bien estructurado; construir un texto impecable, útil, original (nada de hacer un refrito con lo que ya tienes publicado o copiar de otros blogs) y coherente. No deberás dejar de ser tú, pero tendrás que mostrar cierta flexibilidad para adaptarte a la línea editorial marcada.

Edita todo lo que sea necesario y corrige para que quede perfecto; escoge imágenes de gran calidad; sigue un estilo que no desentone con el resto de contenidos.
Y, sobre todo, cumple con los plazos y agradece la deferencia.

Normalmente, el blog anfitrión hace una presentación indicando quién eres, el motivo por el que vas a escribir y resume un poco sobre qué materia versará tu artículo, haciendo de paso un poco de promoción de tu blog.

Si esto no ocurriera, podrás colocar algún enlace dentro del texto apuntando a tu sitio; muy probablemente no te lo negarán, pero pídelo SIEMPRE.  Y si te dan el OK sé prudente. Un link es suficiente, demuestra tu buen hacer y no te sitúa en el paredón frente a Google.

Si el blog anfitrión no te promociona puedes hacerlo tú, con lógica y mesura. La opción más responsable pasa por consultar antes si existe algún inconveniente en mencionar tu propio blog y enlazarlo de una forma natural.
Seguro que no te vas a encontrar con impedimentos.
Luego deberás ser consecuente y hacerlo de forma sensata y juiciosa para que sigan confiando en ti.
Un post invitado NO es un intercambio de links, sino un trabajo de colaboración.  Todo lo demás será un regalo muy de agradecer.

Una vez que el artículo se ha publicado es recomendable no olvidarse por completo del asunto y comenzar con el trabajo de promoción, como harías con las entradas de tu blog. Pero además, completarás un trabajo bien hecho:

  • Si mencionas en tus círculos sociales dónde has colaborado
  • Si haces una reseña en tu blog, contando un poco cómo surgió la idea y agradeciendo el detalle

Todo esto no hará otra cosa que apoyar la teoría de que tu participación ha sido la mejor elección.

guest-blogging

 

Si eres blogger anfitrión

 

¿Qué ganas entonces con el guest blogging?

 

  • Puedes aumentar tu audiencia gracias al flujo de visitantes que atraerá el blogger invitado (sus propios lectores): ganas visibilidad
  • Si el blogger invitado es un experto en la materia y un redactor muy bien considerado verás mejorado tu posicionamiento gracias a un marketing de contenidos efectivo
  • Tu marca personal sale reforzada de la experiencia: te ganas la confianza de tu público objetivo
  • El intercambio (moderado, por favor) de enlaces puede mejorar tu reputación frente a Google
  • Ayuda a que tu blog se consolide como una autoridad en la temática a la que te dedicas
  • Puedes establecer contactos profesionales muy fructíferos y beneficiosos
  • Enriqueces tus contenidos con información fresca y muy valiosa para tus visitantes/lectores

 

¿Qué deberás hacer?

 

También, como en el caso anterior, te tocará hacer una labor de investigación, sobre todo si es el blogger invitado quien te sugiere publicar en tu sitio.

Además de los aspectos que antes te he mencionado tendrás que observar con lupa si su blog ha sido penalizado por prácticas abusivas de link building. En ese caso ni siquiera contemples la posibilidad de colaborar. Espera a mejor ocasión antes de estropear todo lo que has conseguido.

Si todo se pone a favor entonces te tocará cumplir correctamente con tu papel de invitante y estar a la altura.

Las buenas prácticas de guest blogging aconsejan que brindes facilidades y cierta autonomía para que el blogger invitado pueda sentirse cómodo escribiendo.  Si es un buen profesional sabrá qué línea seguir para contribuir a que tu sitio siga creciendo.

Recuerda que si tu sitio no ofrece contenidos de calidad muy probablemente no será una oferta atrayente para redactores con mucha reputación.  Cuida hasta el mínimo detalle, desde el principio de tu andadura como blogger.

Haz una breve introducción en el post donde alojarás el contenido del artículo del blogger invitado: quién es, a qué se dedica, por qué has pensado que puede aportar algo muy interesante para tus lectores, etc.

Lo correcto es que en este primer tramo incluyas un enlace a su sitio. Continúa después con una buena campaña en redes sociales, con enlaces al artículo y agradeciendo la colaboración siempre que puedas.  Podrás hacer una entrada aparte también contando cómo fue la experiencia, y por descontado si a raíz de esta colaboración tú has sido llamado a participar en el otro blog.

Después de recibir el texto para publicarlo comprueba su originalidad (que no sea un plagio de otros sitios), que el autor no se haya extralimitado con una cantidad de enlaces salientes a su sitio y que el artículo sea valioso para tu audiencia.

En definitiva, que cumpla tus expectativas.

Si no se ajusta a lo que buscas podéis hablarlo y pulir los detalles sobre la marcha. Muy importante: si no te convencen sus prácticas no estás obligado/a a publicar nada.

¿Has tenido experiencia como guest blogger o has recibido la aportación de otro redactor en tu sitio? Cuéntame qué tal te ha ido y, sobre todo, qué te parece esta técnica de marketing de contenidos.

Que tengas un feliz día.

¡Besos y abrazos! 🙂

Hola, soy Carmen y estoy al frente de este blog.

Cambié la comunicación corporativa en una multinacional por el 2.0, más concretamente por el marketing de contenidos y la escritura creativa. Soy freelance desde 2004.

Después de más de diez años escribiendo para otros, en el 2015 decidí crear mi propio espacio para llegar a mucho más público. En él vuelco mi experiencia y conocimientos sobre posicionamiento de marca, estrategias de venta, marketing de contenidos y copywriting.

Hoy he creado un modelo de negocio que me hace feliz y que no cambio por nada.

Me gusta rodearme de personas con inquietudes emprendedoras, de las que aprendo cada día; admiro las mentes creativas; me encanta el pan recién hecho y la tortilla de patatas. Hablo más que escribo 🙂

¡Gracias por leerme!

Uso de cookies

Hola, te informo de que este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de dichos archivos y la política de cookies del sitio. Por favor, pincha el enlace para una mayor información. Si no estás de acuerdo considera cerrar la página. Muchas gracias.

ACEPTAR
error: Lo siento. El contenido está protegido