Seleccionar página

Hace unas semanas que nos pusimos manos a la obra para conocer qué es eso del SEO y de qué manera puede beneficiarnos si tenemos un blog y buscamos que nos lean, y no solo nuestros familiares y amigos sino también la audiencia interesada en nuestros contenidos, así como los potenciales consumidores de los productos y/o servicios que ofrecemos.

La principal ventaja del SEO es que nos posicionará mucho mejor, y más rápido, dentro de los resultados de búsqueda en internet.  Pero yo le añadiría otra más; y es que no cabe duda de que quien se interesa por mejorar su visibilidad (empleando estrategias de SEO correctas y admitidas por Google) está dejando muy claro que invierte tiempo, incluso dinero, en mejorar su imagen de marca. En definitiva, que cuida bien todos los detalles; y eso es un plus que no se pasa por alto, créeme.

Como ya conocemos bien el modo en que el SEO nos va a poder ayudar a situar nuestro nombre/actividad en los buscadores, es hora de remangarnos y empezar a desplegar nuestras habilidades, empleando algunas de las técnicas más conocidas y que han demostrado ser muy efectivas.

Hoy nos vamos a centrar en el método de la “larga cola” o long tail, y te aseguro que no es para nada difícil llevarlo a la práctica, ¡al contrario!, puede resultar hasta divertido comprobar que “jugando” con diferentes combinaciones de palabras en función de las tendencias del momento se puede conseguir escalar posiciones de manera notable.

Con la técnica del long tail vamos a tener siempre a nuestra disposición un completísimo estudio de mercado que podremos utilizar como medidor de tendencias y con el que estaremos creando mejores y más efectivas campañas de marketing.

 

El método de la “larga cola” o long tail SEO

 

Empecemos entendiendo un poco el germen de esta fórmula pensada para ascender puestos en buscadores y, finalmente, acaparar más tráfico que ya se ha hecho tan conocida y cuyo uso se ha extendido tanto.

La traducción literal de long tail (larga cola) parece no tener mucho sentido en términos de posicionamiento, ¿verdad? Pero el físico y conferenciante estadounidense Chris Anderson no lo vio así hace más de once años cuando relacionó directamente esta expresión con un nuevo concepto de marketing por el que, según él, resultaba muchísimo más rentable una segmentación mayor del mercado (más nichos), de manera que se terminara acaparando todo la demanda pero aplicando, al mismo tiempo, precios más bajos.

En la digitalización de todo el mercado del entretenimiento (películas, discos, libros,…) se encuentra el fundamento del long tail según Anderson, ya que es un sector en el que existe un gran consumo y determina en gran medida cómo se mueve la demanda.

Vender más cantidad pero a muchas minorías, y a costes más asequibles, es -en definitiva- el reto del futuro más inmediato de la nueva mercadotecnia en el que tanto compradores como marcas obtienen, respectivamente, una amplia variedad entre la que escoger y mayores beneficios.

 

Muy interesante pero… ¿esto puede extrapolarse a un blog?

 

Totalmente.

Long tail hace referencia a la oferta (más segmentada que antes, como hemos visto) y la demanda, nos queda claro, pero en internet el long tail reflejará  lo que la audiencia está buscando dentro de cada especialización, nicho o micronicho.  Podremos emplear el método del long tail a nuestro favor siendo capaces de descubrir exactamente lo que está necesitando nuestro target (público al que nos dirigimos y que nos interesa captar).

El método del long tail SEO podría definirse como la manera de emplear adecuadamente determinadas cadenas de palabras, muy buscadas pero con escasa competencia, para conseguir aumentar el tráfico hacia nuestro sitio.

 

Muy bonito, pero… ¿cómo llevo todo eso a la práctica?

 

La principal herramienta que tenemos a nuestro lado es una completamente gratuita y que empleamos, mínimo, varias veces al día: el propio motor de búsqueda de Google.

¿Has comprobado que cuando realizas una búsqueda cualquiera, Google te va sugiriendo distintas posibilidades del mismo tema? Te pongo un ejemplo práctico para que lo veas.

Estás adquiriendo ya todo el material escolar de los peques y necesitas comprar unas botas de agua para tu hija. ¿Qué haces?, vas al buscador y empiezas tecleando “botas de agua”. Mientras lo escribes verás algo así reflejado en tu caja de búsqueda:

google-suggest-1

 

Google se encarga de hacerte ver qué criterios emplean otras personas para buscar concretamente “botas de agua”, lo que viene siendo tendencia en ese eje del calzado.  Esto va sucediendo muy rápido, mientras escribes. De todas formas, tú sigues adelante y afinando tu búsqueda, porque estás necesitando algo muy concreto y no quieres que el buscador te devuelva millones de resultados entre los que te puedes pasarte media mañana indagando.

Ahora sigues completando la frase con «botas de agua niña», y con ello lo que haces es ir acotando tu búsqueda para que te lleve a lo que quieres encontrar y no marearte:

 

google-suggest-2

 

Por último, como quieres algo muy, muy concreto sigues escribiendo sin detenerte: “botas de agua niña minnie mouse” y al final obtendrás exactamente lo que deseas.

 

google-suggest-3

 

En la página de resultados solo te aparecerán los sitios en los que vas a poder comprar este tipo de botas, muy por encima de aquellos que tan solo ofrezcan botas de agua para niña:

google-suggest-4

 

La función autocompletar de Google es, como hemos visto, un fantástico termómetro de tendencias y que vamos a poder utilizar no solo como consumidores sino también como administradores de un blog, una página web o una tienda online para ganarnos posiciones dentro del nicho en el que situemos nuestra actividad.

Este podrá ser nuestro primer punto de atención, pero no deberíamos conformarnos con esto y estudiar más a fondo la competencia que presentan determinadas cadenas de palabras para trabajar con aquellas que puedan llegar mucho mejor a nuestros lectores/clientes. Esto nos permitirá hilar todavía más fino y obtener muchísimos datos que podremos emplear, por ejemplo, en:

  • El nombre de dominio de nuestra web/blog
  • La URL de nuestras entradas
  • Los títulos  y subtítulos de nuestros artículos
  • Las categorías del blog
  • Tags
  • Keywords

Además de Google Suggest vamos a contar con otra poderosa herramienta, también del gigante estadounidense: el planificador de palabras clave de Google Adwords,  gratuita como la anterior pero con una utilidad mucho más enfocada en definir mejor en qué palabras exactas vamos a tener más posibilidades de conseguir escalar puestos en los resultados de búsqueda.

Este recurso va a poner números y orden a unos criterios de búsqueda que pueden dirigir al administrador de un sitio web (blog, página, tienda online, etc.) por la senda correcta.  Contar con una información más detallada puede marcar la diferencia en la inmensa mayoría de los casos; disponer de ella, además, de un modo gratuito es una ventaja que no se debería desaprovechar.

El planificador de palabras clave tan solo nos pedirá estar registrados en Google o cualquiera de sus servicios (una cuenta de Gmail, por ejemplo, nos sirve) para poder usarlo. Es un servicio que se enfoca en la creación de campañas de marketing y para ello proporciona la posibilidad de estudiar con qué palabras clave vamos a poder crear anuncios atractivos, descriptivos y que directamente den en la diana de nuestro nicho de mercado.

 

Cómo se usa el planificador de palabras clave de Google Adwords

 

Una vez que entramos en Google Adwords nos situamos en la parte superior y nos centramos en el último elemento del menú: Herramientas. Lo pulsamos y entre las opciones que nos aparecen desplegadas nos vamos a “Planificador de Palabras Clave”

planificador de palabras clave de Google

Ahora estaremos frente a una pantalla como esta:

busqueda Google Adwords

Y la opción que tendremos que abrir (pulsando sobre ella directamente) es la primera de todas: “Buscar palabras clave nuevas mediante una frase, sitio web o categoría”.

Ahora tendremos un aspecto parecido a este:

busqueda-google-adwords-

Aquí podremos ir definiendo desde palabras sueltas, y más genéricas (marketing, calzado, pisos, etc.), a cadenas de palabras más específicas (curso básico de marketing online, calzado de niña Disney, venta de pisos en Madrid, etc.)  y segmentar por país, idioma, tendencia de búsqueda en el último año, etc., definiendo y personalizando bastante nuestra petición con el fin de obtener unos resultados ajustados a nuestras necesidades.

Una vez pulsado sobre el botón inferior (“Obtener ideas”) entraremos de lleno en un mundo de posibilidades para nuestro blog/negocio online, gracias a un pormenorizado análisis de las tendencias actuales de búsqueda de internet, su competencia o la media de veces que es solicitada mensualmente por los usuarios.

Para visualizar todos estos datos tendremos que situarnos en la segunda pestaña, “Ideas para palabras clave”:

 

Planificador-de-Palabras-Clave-Google-AdWords

 

Lo bueno de este servicio es que, incluso introduciendo un término bastante genérico (en el ejemplo he utilizado “marketing”), podremos ir viendo diferentes combinaciones de esa palabra y con distintas posibilidades en cada caso.   También podremos aceptar sugerencias de búsqueda en función de una idea primaria o utilizar cadenas de palabras muy concretas para definir mucho más nuestra especialización.

 

Planificador-Palabras-Clave-Google-AdWords

 

El informe de datos podremos descargarlo a nuestro ordenador (en formato CSV), incluso alojarlo directamente en nuestra cuenta de Google Drive, por si lo que queremos es disponer de ellos para estudiarlos más detenidamente.

Dentro del planificador de palabras clave de Google las posibilidades son muchas y la utilidad, como hemos visto,  bastante buena; únicamente tendremos que habituarnos a trabajar con él con frecuencia, para no perdernos en el antojadizo y cambiante universo de las preferencias de consumo,   y procurar escoger bien la competencia para que, dentro de todo lo posible, seamos capaces de posicionarnos bien dentro de una determinada característica, categoría, temática, etiqueta, palabra, sector, nicho, etc. concretos.

Aquí hay una cosa muy clara y que representa el quid de la cuestión: no vamos a ser los únicos en intentar posicionar un blog o actividad en la red y tendremos que contar con que (muy probablemente) un elevado número de blogs y/o negocios están haciendo exactamente lo mismo que nosotros (escribiendo sobre las mismas cosas, vendiendo idénticos productos, etc.). De ahí que acompañar esta estrategia con otras, como unos buenos contenidos (frecuentes, actuales, veraces y originales), una correcta difusión de los mismos, un mimo constante a nuestra comunidad, un servicio al cliente exquisito, una buena reputación en medios sociales, etc. puede lograr distinguirnos del resto de competidores y ayudar a consolidar mejor nuestra marca.

Espero que estos consejos te ayuden y que tanto si piensas ponerlos en práctica como si ya los utilizas me lo cuentes sin dudar 🙂

Que tengas un estupendísimo día.

¡Besos y abrazos!

Hola, soy Carmen y estoy al frente de este blog.

Cambié la comunicación corporativa en una multinacional por el 2.0, más concretamente por el marketing de contenidos y la escritura creativa. Soy freelance desde 2004.

Después de más de diez años escribiendo para otros, en el 2015 decidí crear mi propio espacio para llegar a mucho más público. En él vuelco mi experiencia y conocimientos sobre posicionamiento de marca, estrategias de venta, marketing de contenidos y copywriting.

Hoy he creado un modelo de negocio que me hace feliz y que no cambio por nada.

Me gusta rodearme de personas con inquietudes emprendedoras, de las que aprendo cada día; admiro las mentes creativas; me encanta el pan recién hecho y la tortilla de patatas. Hablo más que escribo 🙂

¡Gracias por leerme!

Uso de cookies

Hola, te informo de que este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de dichos archivos y la política de cookies del sitio. Por favor, pincha el enlace para una mayor información. Si no estás de acuerdo considera cerrar la página. Muchas gracias.

ACEPTAR
error: Lo siento. El contenido está protegido