Seleccionar página

 ¡Buenos días!, ¿qué tal todo?

Hoy quiero abordar contigo un asunto que me parece de vital importancia para mantener intacta la salud de nuestros blogs.

Porque un contenido cuidado y un diseño bien escogido ponen de manifiesto que hay alguien detrás que se toma muy en serio su trabajo, pero no todo debe quedarse ahí.   Si queremos que nuestro blog sea un entorno útil, rápido, accesible y seguro debemos cuidar otros muchos aspectos que proporcionen finalmente una experiencia de navegación muy cómoda y agradable.

La suma de todos estos factores será la que marque la diferencia y consiga que los visitantes prefieran un blog como el nuestro antes que otro cualquiera.

¿Sabías que el reloj atómico es la maquinaria más precisa sobre la faz de la tierra? Los físicos estadounidenses que se encuentran desarrollando en la actualidad el último reloj atómico de estroncio afirman que tan solo llegará a desviarse un segundo del tiempo real cada 15.000 millones de años; esto supone un período de tiempo ligeramente superior a la edad de nuestro universo, que todavía no ha cumplido los 14.000 años. Es increíble, de verdad.

¿Quién no querría para sí mismo tal grado de acierto? Bueno, pensándolo bien… mejor no.

No cabe duda de que es mucho más emocionante vivir en un entorno conocido, más humano (en definitiva somos personas, no máquinas) y en constante evolución gracias al reconocimiento de nuestras propias imperfecciones.  Aun así, esto no aparta el hecho de que un invento así pueda parecernos absolutamente fascinante y que su desarrollo para la posterior aplicación en el área de la investigación tecnológica y científica sea todo un acierto.

Queramos acercarnos o no a ese punto de exactitud en el cálculo del tiempo, lo cierto es que no terminaría siendo una opción económicamente viable. En cambio, si siguiéramos exigiendo una medición fiable y segura -pero más de «andar por casa»- podríamos escoger un reloj suizo, con el que además tendríamos el añadido de una gran durabilidad gracias a la excelente calidad de sus materiales y a un mecanismo ensamblado de manera minuciosa y artesanal.

 

Bueno, ¿y qué tienen que ver los relojes con un blog?

 

Pues es casi lo mismo, o al menos muy parecido, porque ambos son elementos que deben resultar fiables y ser capaces de trabajar bien para conseguir sus objetivos: medir con precisión la hora, en el caso de un reloj, y ser una eficiente herramienta para publicar noticias, generar ventas, realizar campañas de marketing, etc., si se trata de una bitácora digital.

Tal vez no podamos aspirar a un súper blog: 100% seguro al visitante, estéticamente inmejorable, increíblemente veloz, que genere cuantiosos beneficios, impenetrable frente a malintencionados, etc., pero sí que tenemos a nuestro alcance diversas herramientas que lo mantendrán en forma y en un buen nivel de protección, proporcionando al usuario la seguridad, navegabilidad y usabilidad esperadas.

 

¿Esto es posible?

 

Sin duda. Y hoy vamos a repasar una a una todas estas prácticas que conllevan, muchas veces, el uso de diversas aplicaciones (plugins, complementos, etc.) para que seamos nosotros quienes tomemos el control de la situación en todo momento.

Es importante que te advierta que el nombre de todos los plugins que menciono trabajan bajo WordPress, y lo hago así no solo porque los uso y constato que funcionan, sino porque WordPress es el CMS más popular, el de mayor comunidad de desarrollo y el que más usuarios atrae en la actualidad.

Si no tienes WordPress no debes preocuparte; no trato de que te centres única y exclusivamente en el nombre del complemento, sino en la práctica que has de implementar para conseguir los mismos resultados. Recuerda: lo importante es pasar a la acción.

Una vez que reconozcas en qué puedes mejorar tu blog entonces podrás hacerte con la aplicación que se haya desarrollado para la plataforma de blogging que uses habitualmente.

 

Diez hábitos que convertirán tu blog en un reloj suizo

 

Seguridad

 

1.- Comienzo aconsejándote algo que deberías añadir a tu lista de tareas y marcarlo con un color que resalte bien: proteger tu blog todo lo posible.

Blindarlo completamente es una utopía; siempre habrá un agujero de seguridad, por pequeño que éste sea, que encontrarán y por el que conseguirán penetrar; pero en nuestra mano está hacer la tarea lo más difícil posible a los que no tienen otra cosa en mente que ocupar su tiempo fastidiando el trabajo de los demás.

Centrora Security es, al menos hasta la fecha, la mejor elección para proteger un sitio basado en WordPress del ataque de código malicioso, spam, virus, inyección SQL, etc.   ¿Lo mejor de todo?, no hay que pasarse un buen rato estudiando su configuración, ya que se instala y no requiere de ninguna acción adicional por parte del usuario.  Bueno, bonito y barato.

2.- Es altamente recomendable que te acostumbres a realizar copias de seguridad periódicas de todo tu sitio (archivos y base de datos).  Un ataque a tu propio blog (incluso al servidor donde lo tienes alojado), un borrado accidental, una migración fallida, etc. pueden dar al traste con el trabajo de mucho tiempo, años incluso, y con una información que puede ser de vital importancia para tu actividad.  En este sentido, riesgos los mínimos posibles.

La mejor opción pasa por dedicarse manualmente al  respaldo de todo el contenido del blog, pero esto puede convertirse en una tarea cada vez más y más pesada, por lo que hacerse con un plugin que automatice la operación puede facilitar mucho la vida al administrador del sitio.

Complementos como BackWPup y UpdraftPlus cumplen esta tarea de un modo eficaz. Trabajan de forma muy parecida, por lo que la decisión entre uno u otro variará dependiendo de cada gusto personal.

Ambos tienen como misión principal la de crear un backup de todo el blog (o de partes del mismo) cada vez que el usuario se ponga a ello, si bien esta tarea se puede programar también.

Una vez finalizado el trabajo, éste podrá ser almacenado donde se desee: el ordenador, un disco duro externo o pendrive, el propio servidor donde se encuentra alojada la web (opción poco recomendable) o en uno externo empleando el protocolo FTS o SFTP. Posibilitan también mantenerla a salvo en alguno de los servicios de almacenamiento en la nube más populares (Dropbox, Google Drive, Copy.com, etc.)

Facilitan el proceso de restauración (importante que sea algo simple y rápido); pueden incluso dividir archivos de copia demasiado grandes; permiten, como ya te he comentado antes, una copia selectiva (solo imágenes, únicamente el tema del blog, etc.); encriptar las bases de datos clonadas, etc.

Mi consejo: guarda siempre cada copia por duplicado, y en sitios diferentes. Así minimizas el riesgo si ocurre cualquier incidencia que no esperas (virus, formateo del ordenador, cierre o hackeo de la cuenta en la nube, etc.). En cuanto a la periodicidad de cada copia, esto va a depender mucho de tu frecuencia en publicar.  Lo ideal es hacerlo tras escribir un nuevo artículo, porque cada entrada es una inversión en tiempo que lleva implícito cierto trabajo (documentación, maquetación, etc.) que se puede ahorrar con un respaldo hecho a tiempo.

3.- Otra práctica que debe ocuparnos de manera preferencial se refiere a las actualizaciones de WordPress.  Las últimas versiones surgen para mejorar aspectos tan importantes como la seguridad, por lo que mantenerlo siempre con la actualización más reciente y estable puede aumentar enormemente su protección.

 

Rendimiento y mantenimiento

 

Vamos a centrarnos ahora en lo que tenemos que hacer para prolongar el buen estado de salud de nuestro blog y proporcionarle algunas mejoras que nos garanticen un mejor aprovechamiento del espacio en disco y una carga más rápida de todo el sitio, evitando fallos y problemas añadidos.

4.- A este respecto, es importante que tengamos muy presente que en nuestro sitio vamos a tener instalados diversos plugins (y un tema como mínimo) que deberán ser compatibles con la nueva versión de WordPress que instalemos o  -de lo contrario-  podremos encontrarnos con diversos problemas que nos darán algún que otro dolor de cabeza: menor velocidad de carga, inestabilidad o, peor todavía, que  comiencen a hacerse visibles las temidas páginas en blanco con mensajes de error de código en la portada.

5.- Cada día que pasa, la base de datos de nuestro blog guarda multitud de registros que no siempre son necesarios. Para asegurarnos de que ésta funciona a la perfección podemos usar Wp-Optimize.

Su misión es la de mejorar el rendimiento de la base de datos mediante una buena limpieza y optimización, eliminando -por ejemplo- revisiones de entradas (ya publicadas o enviadas a la papelera), comentarios no aprobados (incluidos los clasificados como spam), etc. Es un plugin muy personalizable y consigue mejorar notablemente el peso de las tablas y, por consiguiente, el funcionamiento de toda la base de datos.

6.- Las imágenes son un elemento indispensable en cualquier blog, pero suelen ocupar un espacio considerable en el servidor.Para evitar, en cierta medida, que su peso sea excesivo podemos emplear un complemento como WP Smush.

Este plugin reduce el tamaño de cada archivo de imagen sin que se resienta su calidad.  Un pequeño gesto que, por otro lado, contribuirá a un mejor aprovechamiento de la capacidad de almacenamiento disponible.

7.- Basarse en un plugin como WP Smush es una alternativa mucho mejor que servirnos de una URL externa para insertar imágenes. Suele ser una costumbre bastante habitual, pero podemos encontrarnos con muchos de nuestros artículos sin imagen alguna si resulta que desde su origen las han borrado o cambiado a otra ubicación.  Si prefieres seguir empleando este método, al menos que el sitio donde se encuentren alojadas lo puedas administrar tú personalmente.

8.- Y no nos desviamos del tema, ya que tras una buena trayectoria es muy posible que hayas editado algunas de tus entradas, renovando y/o sustituyendo también sus imágenes.

Conforme esto va sucediendo, un buen número de fotografías se empieza a acumular y realmente éstas ya no nos son de utilidad. Lo ideal es borrarlas, por razones obvias, pero… ¿y si tenemos tanta cantidad que hacerlo nos puede ocupar varias horas? En estos casos, instalar Cleanup Images nos puede ayudar a hacer una buena limpieza en la galería multimedia de WordPress.

9.- Con un caché optimizado estaremos acelerando la carga de nuestro blog en el navegador del usuario, sin obligar a que el servidor tenga que trabajar en exceso. Podremos, además, soportar más volumen de tráfico.  De todos los plugins que he ido probando en los últimos años me quedo sin duda alguna con ZenCache (antes Quick Cache) No necesita de grandes conocimientos para usarlo y suele funcionar sin provocar problemas.

 

SEO

 

Querer lograr visibilidad dentro de tu nicho de mercado es un objetivo primordial si tu blog está orientado al negocio.

Si ya estás en internet querrás que te encuentren lo antes posible, por lo que tendrás que trabajar muy bien el SEO.  Tarde o temprano será algo que te ocupe y preocupe, así que más vale que comiences desde el principio, poco a poco y pasito a pasito, a ganarte un sitio en la red.

10.- Un buen posicionamiento dentro de los resultados orgánicos de los buscadores es, junto a la monetización,  el más gratificante de los trabajos del blogging.  Es una labor constante y requiere de bastante paciencia hasta ver sus frutos; también de recursos externos (campañas de pago, por ejemplo) si buscamos resultados más rápidos. Por otro lado, si lo que necesitamos es una pequeña ayuda en forma de software instalado en el CMS tenemos buenas soluciones actualmente.

Dos buenos ejemplos son All in One SEO y WordPress SEO By Yoast. Solo necesitaremos instalar cualquiera de los dos y realizar una configuración inicial. Tras esto tendremos que utilizarlo de manera constante (en cada entrada, página, etc.) para conseguir que los contenidos sean más rápidamente localizados por nuestros potenciales clientes.

Y hasta aquí buena parte del trabajo que tendremos que llevar a cabo para presumir de blog y cuidarlo como se merece.

¿Utilizas alguno de estos métodos? ¿Tienes más consejos y herramientas para mejorar tu blog? Cuéntamelo en los comentarios, de esta forma nos ayudamos todos 😉

Feliz día.  ¡Besos y abrazos!

Hola, soy Carmen y estoy al frente de este blog.

Cambié la comunicación corporativa en una multinacional por el 2.0, más concretamente por el marketing de contenidos y la escritura creativa. Soy freelance desde 2004.

Después de más de diez años escribiendo para otros, en el 2015 decidí crear mi propio espacio para llegar a mucho más público. En él vuelco mi experiencia y conocimientos sobre  posicionamiento de marca, estrategias de venta, marketing de contenidos y copywriting.

Hoy he creado un modelo de negocio que me hace feliz y que no cambio por nada.

Me gusta rodearme de personas con inquietudes emprendedoras, de las que aprendo cada día; admiro las mentes creativas; me encanta el pan recién hecho y la tortilla de patatas. Hablo más que escribo 🙂

¡Gracias por leerme!

Uso de cookies

Hola, te informo de que este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de dichos archivos y la política de cookies del sitio. Por favor, pincha el enlace para una mayor información. Si no estás de acuerdo considera cerrar la página. Muchas gracias.

ACEPTAR
error: Lo siento. El contenido está protegido