Prepara tu mejor newsletter navideña

por

En estos días deberás prepararte para recibir unas cuantas decenas de postales navideñas en forma de newsletter, y lo que compartirán la mayoría de ellas es, tristemente, su falta de originalidad.

Es un hecho. Las empresas están demasiado ocupadas para mimar a su bien más preciado: sus clientes, y descuidan un detalle que -de hacerse bien- les aportaría una impronta muy positiva en la mente de los destinatarios.

Como no quiero que te ocurra lo mismo, voy a darte unas pautas para que, si todavía no lo has hecho, prepares la mejor newsletter navideña que tus lectores y clientes recibirán en este 2017.

Prepara tu mejor newsletter navideña

A la hora de crear una newsletter navideña perfecta es recomendable cuidar el diseño; un colorido acorde a las fechas está muy bien, pero muchísimo más importante es tener muy en cuenta el mensaje, porque ese será el detalle que recordarán tus suscriptores, y no otro.

El contenido será esta vez, si cabe, más decisivo. Deberás poder crear con él un entorno cálido, afectuoso y -sobre todo- cercano.

El mensaje es clave, y para acertar con él deberás tener en cuenta todo lo que vamos a ir viendo a continuación.

» Personalización: el secreto del éxito

Al hablar de personalizar el mensaje no me refiero a dirigirte a cada suscriptor por su nombre de pila, ya que esto es algo que se suele hacer habitualmente y no presenta novedad alguna, sino a diseñar un texto que se adapte a la particularidad de ese lector/cliente, a todo aquello que le distingue del resto.

Haciéndolo de este modo evitas dar una impresión de newsletter estándar, escrita sin tener en cuenta qué tipo de vínculo le ha mantenido a tu lado durante los últimos doce meses.  Y para esto, más que nunca, la segmentación es esencial.

Ten en cuenta cómo está diseñada tu lista de suscriptores. Si estás haciendo bien tu estrategia de email marketing dispondrás de varias sublistas en función de intereses varios. Si crees que te conviene revisar todas ellas y seguir segmentando a tu público, ahora es el momento perfecto para hacerlo.  Así tu correo navideño estará mejor enfocado a cada caso concreto, y en tus próximas newsletters te acercarás más a las necesidades de cada uno de los receptores.

En mi opinión, cada suscriptor es completamente distinto al resto, aun teniendo puntos en común con otros de una misma lista o sublista.  En una circunstancia como esta, redactar cada newsletter de manera individualizada (teniendo en cuenta cada aspecto que haya marcado el año) sería lo ideal, pero entiendo que con listas de suscriptores muy grandes esto se convertiría en un trabajo muy laborioso.

Aun así se puede mejorar mucho el trabajo, como digo, teniendo a los destinatarios muy bien agrupados en listas con intereses lo más parecidos posible.  Ejemplos de sublistas serían:

-Aquellas compuestas por suscriptores que son únicamente lectores del blog, segmentadas a su vez por categorías, frecuencia de envío, autor del blog, etc. Esto suele darse en blogs con multitud de entradas, varios redactores y listas enormes de destinatarios.

-Aquellas compuestas por personas que no se unieron al blog (no lectores) pero que sí solicitaron productos o servicios (clientes) y decidieron seguir recibiendo novedades de los mismos.

-Aquellas compuestas por personas que no llegaron a convertirse en clientes pero que en su momento mostraron mucho interés en un producto o servicio, también segmentadas por el producto o servicio concreto.

-Aquellas compuestas por suscriptores que, además de lectores, se han convertido en clientes, segmentadas a su vez por el producto/servicio que adquirieron, preferencia de envío, etc..

-Aquellas compuestas por clientes que hace tiempo adquirieron productos/servicios pero que en la actualidad no tienen vínculo alguno con la marca (clientes “dormidos”).

-Aquellas personas que no se han dado de baja pero que no suelen abrir las newsletter muy a menudo y que tampoco atienden a llamadas de lanzamientos, webinars, etc.

Y así podríamos seguir segmentando en función de nuestro proyecto y las características de nuestro público.

Coge cada sublista y prepara el contenido acorde a sus circunstancias particulares. Vamos con un ejemplo para que lo veas.

Imagina que tienes una sublista con suscriptores que han comprado en los últimos meses uno de tus cursos online y que, además, han formado parte de un grupo privado de Facebook donde se han resuelto dudas y compartido prácticas. Esa particularidad deberá servir de hilo conductor de tu mensaje navideño.

En el contenido podrás, por ejemplo, destacar momentos y anécdotas que habéis compartido y que les hagan darse cuenta que los guardas entre tus recuerdos más especiales del año.

Y la realidad es que es así, solo que la inmensa mayoría de las veces se opta por un mensaje genérico, lejos de la cordialidad y el afecto necesarios.

Huye de dar una impresión distante y fría. Tus clientes y lectores quieren que se les trate como lo que son: colaboradores de tu negocio; personas que se han unido a tu causa y que no solo te ayudan a crecer sino que también quieren crecer a tu lado.

» Trabaja bien el asunto de tu newsletter

Por muy bueno que sea el contenido de tu boletín, si antes no creas la suficiente expectación nadie lo leerá.

Recuerda que tu destinatario puede llegar a pensar que es un correo navideño como el resto. Crear curiosidad desde el minuto cero es garantía de que pasará al siguiente nivel de atención.

Nada de añadir un asunto tipo: “Mi felicitación navideña”.  Juega con titulares originales y atrayentes para conseguir el favor de tus listas, incluso en estos momentos de saturación de newsletters.

» Storytelling para fortalecer el vínculo

Nada como narrar vuestro último año juntos de forma que tus lectores se sientan también orgullosos protagonistas.

Esa es la magia del storytelling, o el arte de describir situaciones a modo de historias donde los personajes son personas reales, en este caso como tú y tu comunidad.

El storytelling llega al corazón de tu lector, le conecta más profundamente con tu marca.

¿Piensas que no podrás implementar bien el storytelling? ¿Crees que necesitas tener una sólida formación en narrativa, por ejemplo? Párate un momento a reflexionar…

Estamos rodeados de historias (los libros, la publicidad, el cine, los blogs,…) que nos inspiran y emocionan, y por ello… ¡nos pasamos el día contando historias!

¿Cómo cuentas a tus amigos la última película que has visto y que te ha gustado especialmente? ¿De qué modo compartes tus últimas vacaciones? ¿Acaso no lo haces para que tu interlocutor conecte con tus mismas sensaciones?

En tu día a día ya haces storytelling, aunque no lo sepas. Trasladar esa comunicación cotidiana al medio en que te diriges a tus suscriptores te será más sencillo si les conoces bien y si ambos habéis compartido algo juntos.

Todo el mundo lleva un escritor dentro si lo que cuenta lo hace desde la cercanía y la honestidad, sin más pretensiones que conectar con la otra persona. Atrévete a  hacerlo para que tu newsletter sea realmente memorable.

» No te extiendas en exceso

Recuerda que en estos días nadie va a estar demasiado entregado a contenidos extensos y que le lleven demasiado tiempo de lectura.

Unos pocos párrafos, pero bien detallados, serán suficientes para que tu lector se sienta reconocido y satisfecho.

Recuerda: condensar también es un arte que, además, se agradece.

Hay un universo más allá de tu newsletter navideña

No olvides que tu presencia en la red deja huella en escenarios muy diferentes.

No solo están tu web o el blog; buena parte de tu comunidad de seguidores se congregará también en las redes sociales. Y este es un entorno en el que tu felicitación navideña puede llegar también de manera distinta al resto.

Por ser un entorno muy visual y que no pone restricciones al uso de palabras, tal vez sea Instagram la red más indicada para dirigirte a tu audiencia y publicar un emotivo mensaje navideño, pero todo dependerá de tu proyecto y de donde se encuentre tu comunidad.

Sea cual sea el medio escogido, trabaja bien el mensaje y comunícate a través de la cercanía, poniendo por delante tus valores, los objetivos cumplidos (visión) y los nuevos retos que tienes planteados (misión), haciendo partícipes a tus seguidores de todo aquello que has conseguido y de todo lo bueno que está por llegar.

Espero que estos consejos te ayuden. Si quieres compartir cómo pones en marcha tus campañas de felicitación navideña no olvides que te espero en los comentarios.

Que tengas un feliz día.

Un fuerte abrazo,

signature-web-newsletter

Escribe, comunica, enamora...

Uso de cookies

Hola, te informo de que este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de dichos archivos y la política de cookies del sitio. Por favor, pincha el enlace para una mayor información. Si no estás de acuerdo considera cerrar la página. Muchas gracias.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Lo siento. El contenido está protegido
banner-boletin

¿Has decidido unirte? ¡Genial!

Recibe en tu buzón de correo electrónico los artículos de mi blog, además de contenidos exclusivos SOLO PARA SUSCRIPTORES. Únete a una comunidad entusiasta y decidida a cambiar por completo el modo de comunicarse de manera inteligente y eficiente para emocionar.

He recibido tus datos. Muy pronto tendrás noticias mías. Te doy enormes gracias por tu interés.