Seleccionar página

Desarrollar aplicaciones para dispositivos móviles, diseñar logotipos, redactar contenidos, escribir e-books, traducir y corregir textos, realizar campañas de SEO, ejercer como Community Manager, etc.

Estas, y algunas más que me olvido sin duda,  son las actividades freelance por excelencia; y suelen ser las ocupaciones candidatas a desarrollarse en un espacio de trabajo dentro del propio domicilio, ya que no exigen un espacio físico importante ni requieren que el cliente nos visite en persona.

 

Pero, ¿y qué ocurre si no se es un especialista en alguna de estas disciplinas?

 

Muchas personas opinan que si no tienen unos conocimientos en las profesiones que de manera habitual se ejercen desde casa ya no tendrán salida como freelances.

Pensar esto es un error, porque seguro que cuentan con la aptitud, habilidad y formación necesarias para realizar un trabajo que les puede suponer una fuente de ingresos y proporcionarles el crecimiento profesional que necesitan.

¿Quieres conocer cuáles son algunas de estas actividades? Hoy voy a darte unas cuantas ideas en las que espero encuentres tu futuro trabajo.  Vamos allá

 

Nueve profesiones a las que dedicarte trabajando desde casa

 

Muchas de estas profesiones tan solo te pedirán una mesa de trabajo y un ordenador conectado a internet, pero en otros casos tu oficina en casa servirá como centro de operaciones mientras que tu trabajo te permitirá moverte fuera, visitando tú mismo a tus clientes y mostrando fuera el fruto de tu creatividad.

 

#1 Asesor, consultor, contable…

Llevar la gestión fiscal, tributaria y laboral de empresas o trabajadores autónomos no te va a exigir una oficina en planta baja con un amplio escaparate. Puedes ocuparte de todo lo que los pequeños y grandes negocios necesitan desde la comodidad de tu casa. Además, esto les puede ofrecer cierta ventaja económica si les permites beneficiarse de unas tarifas algo más económicas por el ahorro que te supone a ti no invertir en un local u oficina.

 

#2 Decorador/a.

Desde tu despacho elaboras los bocetos, seleccionas los mejores proveedores para cada proyecto y escoges y pides los materiales; en el hogar, oficina, jardín, bar, etc. de tu cliente lo llevas todo a la práctica y ves los resultados de tu estupendo trabajo. Suena bien, ¿verdad?

 

#3 Profesor online.

Si tienes grandes conocimientos en alguna materia puedes montar tu propia plataforma de e-learning e impartir cursos. Es una tendencia al alza y que se plantea como una alternativa ideal si quieres, por ejemplo, compatibilizarla con cualquier otra ocupación.

Como en todo, si eres un buen profesional y ofreces un producto cuidado y de calidad te puedes hacer con una buena cuota de mercado.

Si no puedes invertir en tu propia aula virtual siempre tienes la opción de ofrecer tus cursos en cualquiera de las plataformas educativas online que permiten subir tus propios contenidos formativos.

Sea cual sea tu decisión, tu producto debe tener un plus de excelencia para captar a los alumnos.

 

#4 Secretario/a virtual. 

Llevar una agenda con citas y compromisos es perfectamente compatible con un trabajo desde casa.

Gracias a las nuevas tecnologías, mantener un contacto periódico con tus clientes (una conferencia diaria mediante Skype, por ejemplo) será -además de barato-  muy fácil y rápido.

 

artesania

 

#5 Artesano/a.

El concepto «hazlo tú mismo» está de rabiosa actualidad y no cabe duda de que nos permite crear objetos únicos y de una gran calidad. No es menos cierto tampoco que hay muchas personas dotadas de un gran talento para las manualidades y que han decidido hacer de ello su profesión, poniendo en marcha su propio negocio de objetos artesanos con el que se ganan perfectamente la vida.

Sellos, bordados, bisutería, muñecos de fieltro, objetos de cuerda o macramé, prendas de lana, cuadros de nacimiento personalizados, encuadernación de libros, jabones aromáticos, etc. son algunas de las labores que ganan adeptos día a día y por las que te puedes inclinar si tienes la soltura y experiencia suficientes.

Elijas la especialidad que elijas, más que un despacho lo que necesitarás es una oficina-taller desde la que gestionarás tu propia tienda online y en la que recibirás los pedidos; te servirá también de almacén, donde podrás guardar los materiales necesarios (herramientas y materias primas), y también de estudio, para elaborar cada encargo.

 

#6 Entrenador/a personal.

Esta actividad combina la popularidad de sitios como Youtube o Vimeo con el deseo de llevar una vida sana.

Puedes grabar tus propios vídeos, elaborando programas específicos de ejercicios por ejemplo, y subirlos a cualquiera de estas plataformas. Lo ideal es que combines esta práctica con la actividad presencial, creando planes de entrenamiento personalizados que serán los que vendas a tus clientes.  Supervisarás periódicamente que su puesta en forma siga el ritmo previsto, corrigiendo sobre la marcha lo que no funciona.

Como te comenté en la formación online, si ofreces un producto muy bueno, si tu servicio es impecable, conseguirás hacerte un hueco.

 

#7 Estilista y coolhunter.

La de estilista es otra de las profesiones en alza y muchos expertos en imagen personal se están haciendo un nombre desde su propia casa con tan solo un blog (eso sí, con un diseño muy chic) en el que muestran los looks que lucen a diario y con el que persiguen lanzarse al mercado de la moda.

También requiere de una actividad a caballo entre la oficina y el hogar del cliente, además de planear las visitas a los diferentes establecimientos en los que elegirás el estilo que mejor defina su personalidad.

Por otro lado, el coolhunter es el «cazador de tendencias»; un profesional que logra adelantarse a los cambios en todo lo concerniente a la moda y cuyo trabajo permite que las marcas adapten sus colecciones.

Los buenos coolhunters están muy cotizados, por lo que si te mueves bien en este sector, si tienes buen ojo e intuición, podrás encontrar una salida laboral estupenda. No la desaproveches.

 

#8 Organizador/a de bodas y eventos.

Empezar esta profesión primero desde una oficina en casa te va a permitir tantear el mercado y ver cómo te desenvuelves en él, definiendo además tu especialidad.

Tu página deberá estar especialmente cuidada, pues en ella vas a mostrar el catálogo que servirá para que los nuevos clientes confíen en ti.

Del modo en que presentes tu portfolio definirás la forma de concebir tu trabajo, el mimo y esmero que le dedicas. Por tanto, en este punto deberás esforzarte.

 

#9 Fotógrafo/a.

Un buen equipo fotográfico y un software de retoque y edición a la altura, no necesitas más. Si ya cuentas con todo ello… ¿a qué esperas?

Tus trabajos podrás llevarlos a la imprenta de tu ciudad para que los impriman en alta calidad o, incluso, encargar la creación del álbum fotográfico por internet, ya que hay empresas que se dedican a ello y ofrecen resultados impresionantemente buenos.

Dentro de la fotografía hay nichos en los que te puedes especializar y ganarte muy bien la vida.

Uno de ellos es la fotografía de alimentos, tan en boga; también está la fotografía de producto, muy demandada para los catálogos de las tiendas online; otra opción es el retrato de bebés y familias, que causa furor en la actualidad;  o la clásica fotografía de bodas, que aunque ya tiene algo saturado el sector siempre tiene espacio para las creaciones de gran calidad y con un toque de originalidad.

La fotografía es otra de las profesiones que actualmente tampoco te va a exigir un local físico para poder trabajar, dado que el revelado tradicional ha quedado relegado a un mercado muy pequeño, tan pequeño que está condenado a extinguirse.

Aquí, como en el caso anterior, tu página deberá ser muy bonita, definir bien cómo trabajas y –sobre todo- mostrarte cercano/a, ya que la fotografía es una experiencia que suele revelar momentos íntimos y muy especiales (una boda, un embarazo, el nacimiento de un hijo,…) por lo que el profesional tiene que inspirar confianza.

Pues hasta aquí algunas de las muchas ideas que podrás poner en práctica desde tu propio hogar y que se salen de la línea de las que más se conocen o identifican normalmente con un trabajo desde casa.  Espero, de todo corazón, que te inspiren y que puedas sacar partido a alguna de ellas.

Tanto si te dedicas a alguna de ellas como si trabajas en cualquier otra me gustaría que me lo comentaras para añadirla y, además, conocer tu experiencia.

Feliz día. ¡Besos y abrazos!

Hola, Soy Carmen y estoy al frente de este blog.

Cambié la comunicación corporativa en una multinacional por el 2.0, más concretamente por el marketing de contenidos y la escritura creativa. Soy freelance desde 2004.

Después de más de diez años escribiendo para otros, en el 2015 decidí crear mi propio espacio para llegar a mucho más público. En él vuelco mi experiencia y conocimientos sobre posicionamiento de marca, estrategias de venta, marketing de contenidos y copywriting.

Hoy he creado un modelo de negocio que me hace feliz y que no cambio por nada.

Me gusta rodearme de personas con inquietudes emprendedoras, de las que aprendo cada día; admiro las mentes creativas; me encanta el pan recién hecho y la tortilla de patatas. Hablo más que escribo 🙂

¡Gracias por leerme!

Uso de cookies

Hola, te informo de que este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de dichos archivos y la política de cookies del sitio. Por favor, pincha el enlace para una mayor información. Si no estás de acuerdo considera cerrar la página. Muchas gracias.

ACEPTAR
error: Lo siento. El contenido está protegido